Driving Innovation & Value Trough Responsible & Sustainable Business

Así fue el titulo de las jornadas de “RSB event” organizado por ImpactFive Group en Barcelona los pasados jueves 18 y Viernes 19 de Octubre. Asistí al segundo día con un programa con muchos ponentes de toda Europa y gracias al reducido número de participantes, los diálogos se percibían muy cercanos. Dicho de otra forma, me sentí muy a gusto. Quiero compartir aquí algunos de mis apuntes y reflexiones sobre esta jornada y lo haré en mi propio orden creciente de interés .

Así fue el titulo de las jornadas de “RSB event” organizado por ImpactFive Group en Barcelona los pasados jueves 18 y Viernes 19 de Octubre. Asistí al segundo día con un programa con muchos ponentes de toda Europa y gracias al reducido número de participantes, los diálogos se percibían muy cercanos. Dicho de otra forma, me sentí muy a gusto. Quiero compartir aquí algunos de mis apuntes y reflexiones sobre esta jornada y lo haré en mi propio orden creciente de interés .

Como no, tuvimos una sesión sobre indicadores y aunque entiendo la preocupación de las grandes empresas por la realización de informes de sostenibilidad, tengo que reconocer que no es el asunto que más me entusiasma. Tuvimos la oportunidad de comentar de nuevo el caso de España que destaca en informes siguiendo las normas del GRI pero en cambio no brilla especialmente por su capacidad de integrar la RSC en su negocio. Lo comentaba mi vecino de mesa “aquí se hacen los informes antes las estrategias”.

Luego, tuvimos el testimonio de la responsable de Unilever en España. Muy convincente, muy apasionada por lo que está haciendo y, más importante aún, un muy buen caso de aplicación local de las directrices globales de una multinacional. Sin embargo, me resulto difícil valorar si a pesar de este caso de éxito podemos contar con una integración estratégica real de la sostenibilidad en el core business aquí en España. Unilever hace mucha comunicación, y me parece bien, pero sabemos que el camino hacia la sostenibilidad  es muy largo y por ahora solo cuentan con 1 champion de la sostenibilidad por business unit…lo que me parece insuficiente para una empresa del tamaño de Unilever. Ana Palencia comentó que diversos estudios internos demostraron que 68% de los gases a efectos invernaderos a lo largo de la cadena de valor se emitían en la fase de uso del producto; es decir, los generaban los consumidores. Excelente estudio pero a partir de ahí no vi una reflexión clara que pusiera en cuestión el modelo de negocio actual. ¿Quizás hay que preguntarse del impacto de los productos que ofrecemos en el mercado desde su concepción?

Me gusto todavía más la intervención de Raphael v.Hoensbroech de BCG. Es interesante ver una consultoría tan reconocida a nivel internacional en temas de cambio organizacional haciendo mas de 200 proyectos al año en el campo social. Trabajan directamente con ONGs y Fundaciones y aunque no comentó el modelo de negocio de esta nueva unidad, me gustó ver que parte de las razones por las que hacen esto desde los últimos años es como estrategia para atraer, desarrollar y retener el talento dentro de BCG! Menos mal que a estos consultores de alto nivel, acostumbrado al business as usual también tienen el gusanillo de “puedo y tengo que ofrecer algo más de valor a la sociedad”….

Numero 2 de mi lista, fue SCA, con su VP Corporate Sustainability: Kersti Strandqvist que venia de Suecia. Además  de algunos detalles sobre la empresa que demostraban una integración obvia de la sostenibilidad en sus operaciones, el discurso fue muy acertado desde mi punto de vista. Insistió mucho sobre aspectos de gobernanza y de empoderamiento de los empleados. Me gustó cuando dijo que una estrategia innovadora nos podía conducir a la sostenibilidad, pero que también lo contrario es cierto…es posible (y recomendable) planificar una estrategia innovadora desde la perspectiva de los principios de la sostenibilidad. Para mí, este es el matiz que hace la gran diferencia: considerar la sostenibilidad como un  driver de la innovación. A continuación habló de la necesidad de cambiar nuestros modelos de negocio, es decir no se trata de innovar un poco, de manera incremental, sino más bien de buscar una innovación más radical.

Finalmente, tuvimos a el Dr Keith Simons, experto en Open Innovation que trabaja para BP Alternative Energy, la Unión Europea y la Universidad de Cardiff en UK. El Dr Simons nos aportó una perspectiva más macro, con una gran habilidad para cautivar a su audiencia. Nos ofreció una serie de inputs muy valiosos para entender las interrelaciones de las dimensiones de la sostenibilidad así como  su carácter urgente. Opinó sobre el papel de las empresas y dió el ejemplo de una farmacéutica que no se podía limitar a aplicar la legislación en vigor si pretendía caminar hacia un nuevo modelo de negocio. Enseñó el trabajo hecho en el sector de la Green Chemistry con 12 principios que pretenden inspirar y revolucionar todo un sector y una generación de investigadores. En fin, la lista de ejemplos muy pertinentes fue larga e inspiradora. ¡La charla del  Dr Keith Simons se hizo realmente corta!

Como último comentario, deciros que seguimos viendo la sostenibilidad como el encuentro entre las 3 dimensiones económica, social y ambiental. El Dr Keith Simons fue el único con su ejemplo del sector químico que habló de principios, lo que permite desde la perspectiva de ecodigma, crear las condiciones necesarias para crear un lenguaje común y limitar el camino  a menudo infructuoso de buscar el consenso entre las 3 dimensiones. Fue difícil no pensar de nuevo en el valor añadido de los 4 principios del Framework for Strategic Sustainable Developement (FSSD) que aplicamos nosotros en el diseño de nuestros servicios de ecodigma. Quizás tendremos la oportunidad de presentar el FSSD en una próxima convocatoria de RSB.

Como no, tuvimos una sesión sobre indicadores y aunque entiendo la preocupación de las grandes empresas por la realización de informes de sostenibilidad, tengo que reconocer que no es el asunto que más me entusiasma. Tuvimos la oportunidad de comentar de nuevo el caso de España que destaca en informes siguiendo las normas del GRI pero en cambio no brilla especialmente por su capacidad de integrar la RSC en su negocio. Lo comentaba mi vecino de mesa “aquí se hacen los informes antes las estrategias”.

Luego, tuvimos el testimonio de la responsable de Unilever en España. Muy convincente, muy apasionada por lo que está haciendo y, más importante aún, un muy buen caso de aplicación local de las directrices globales de una multinacional. Sin embargo, me resulto difícil valorar si a pesar de este caso de éxito podemos contar con una integración estratégica real de la sostenibilidad en el core business aquí en España. Unilever hace mucha comunicación, y me parece bien, pero sabemos que el camino hacia la sostenibilidad  es muy largo y por ahora solo cuentan con 1 champion de la sostenibilidad por business unit…lo que me parece insuficiente para una empresa del tamaño de Unilever. Ana Palencia comentó que diversos estudios internos demostraron que 68% de los gases a efectos invernaderos a lo largo de la cadena de valor se emitían en la fase de uso del producto; es decir, los generaban los consumidores. Excelente estudio pero a partir de ahí no vi una reflexión clara que pusiera en cuestión el modelo de negocio actual. ¿Quizás hay que preguntarse del impacto de los productos que ofrecemos en el mercado desde su concepción?

Me gusto todavía más la intervención de Raphael v.Hoensbroech de BCG. Es interesante ver una consultoría tan reconocida a nivel internacional en temas de cambio organizacional haciendo mas de 200 proyectos al año en el campo social. Trabajan directamente con ONGs y Fundaciones y aunque no comentó el modelo de negocio de esta nueva unidad, me gustó ver que parte de las razones por las que hacen esto desde los últimos años es como estrategia para atraer, desarrollar y retener el talento dentro de BCG! Menos mal que a estos consultores de alto nivel, acostumbrado al business as usual también tienen el gusanillo de “puedo y tengo que ofrecer algo más de valor a la sociedad”….

Numero 2 de mi lista, fue SCA, con su VP Corporate Sustainability: Kersti Strandqvist que venia de Suecia. Además  de algunos detalles sobre la empresa que demostraban una integración obvia de la sostenibilidad en sus operaciones, el discurso fue muy acertado desde mi punto de vista. Insistió mucho sobre aspectos de gobernanza y de empoderamiento de los empleados. Me gustó cuando dijo que una estrategia innovadora nos podía conducir a la sostenibilidad, pero que también lo contrario es cierto…es posible (y recomendable) planificar una estrategia innovadora desde la perspectiva de los principios de la sostenibilidad. Para mí, este es el matiz que hace la gran diferencia: considerar la sostenibilidad como un  driver de la innovación. A continuación habló de la necesidad de cambiar nuestros modelos de negocio, es decir no se trata de innovar un poco, de manera incremental, sino más bien de buscar una innovación más radical.

Finalmente, tuvimos a el Dr Keith Simons, experto en Open Innovation que trabaja para BP Alternative Energy, la Unión Europea y la Universidad de Cardiff en UK. El Dr Simons nos aportó una perspectiva más macro, con una gran habilidad para cautivar a su audiencia. Nos ofreció una serie de inputs muy valiosos para entender las interrelaciones de las dimensiones de la sostenibilidad así como  su carácter urgente. Opinó sobre el papel de las empresas y dió el ejemplo de una farmacéutica que no se podía limitar a aplicar la legislación en vigor si pretendía caminar hacia un nuevo modelo de negocio. Enseñó el trabajo hecho en el sector de la Green Chemistry con 12 principios que pretenden inspirar y revolucionar todo un sector y una generación de investigadores. En fin, la lista de ejemplos muy pertinentes fue larga e inspiradora. ¡La charla del  Dr Keith Simons se hizo realmente corta!

Como último comentario, deciros que seguimos viendo la sostenibilidad como el encuentro entre las 3 dimensiones económica, social y ambiental. El Dr Keith Simons fue el único con su ejemplo del sector químico que habló de principios, lo que permite desde la perspectiva de ecodigma, crear las condiciones necesarias para crear un lenguaje común y limitar el camino  a menudo infructuoso de buscar el consenso entre las 3 dimensiones. Fue difícil no pensar de nuevo en el valor añadido de los 4 principios del Framework for Strategic Sustainable Developement (FSSD) que aplicamos nosotros en el diseño de nuestros servicios de ecodigma. Quizás tendremos la oportunidad de presentar el FSSD en una próxima convocatoria de RSB.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *